Top 10 pensamientos que producen éxito

4 octubre, 2017

Cuando de tener éxito se trata, la respuesta está frente a nosotros, pero a veces no somos capaces de verla porque nos cegamos con miedos y prejuicios.

Nunca está de más un pequeño recordatorio de cómo funcionan realmente las cosas y empezar a tomar acciones y cambiar aspectos de la vida que nos detienen de seguir ese camino. Entre un mar de pensamientos positivos y realistas, destacan estos enunciados que promueven el éxito con un pequeño cambio de pensamiento o comportamiento. Encuentre en este compilado lo que necesita para empezar el camino del éxito con el pie derecho.

1. Cuando sus posibilidades son pocas o ninguna, vaya con las pocas: un líder debe enfrentarse al peligro. Debe correr el riesgo, la culpa y enfrentarse a lo peor de la tormenta. Usted no se concentra en el peligro, se concentra en los resultados. Ningún riesgo es tan grande como para impedir que sea hecha la tarea necesaria. Si usted no corre riesgos, nunca va a realizar grandes logros. Estar destinado a la grandeza requiere que corra riesgos y que confronte enormes peligros.

2. Un pensamiento que se convierte en acción es mejor que tres que revolotean en la mente: en lo que usted pone su corazón determinará cómo viva la vida. Hay muy poco tiempo para descubrir todo lo que queremos saber acerca de las cosas que en realidad nos interesan. No debe darse el lujo de malgastar el tiempo en cosas que son solo preocupaciones casuales o en las cuales solo está interesado porque otras personas le dijeron que debería estarlo. “Yo le puedo decir cómo obtener lo que quiere; usted tiene que mantener lo que quiere en la mira e ir por ello y nunca deje que sus ojos se desvíen ni a la derecha ni a la izquierda, ni hacia arriba o hacia abajo. Y mirar para atrás es mortal”, William Locke.

3. Cuando cometa errores, aprenda de ellos y no responda con repeticiones: no tema a los errores, conocerá el fracaso, pero debe seguir adelante. La vida llena de errores es mucho más satisfactoria, más interesante y más estimulante que la vida que nunca ha tomado riesgos o ha tomado una posición sobre algo. Las personas que no cometen errores, tampoco hacen ninguna otra cosa. El fracaso no es caerse, sino quedarse en el suelo. Cada paso equivocado puede ser otro paso hacia delante. El resumen más triste de una vida contiene tres descripciones: podría, habría y debería haber. El fracaso es demora, pero no derrota. Es un desvío temporal, no una calle sin salida.

4. Ningún obstáculo lo dejará de la forma en que lo encontró: la puerta de la oportunidad se mueve en las bisagras de la adversidad. Los problemas son el pago del progreso. Los obstáculos de la vida son para hacernos mejores y no amargarnos más. Los obstáculos son un llamado para fortalecernos, no para desistir. No se produce cambio sin confrontación. Si le gustan las cosas fáciles, va a tener dificultades. Si le gustan los problemas, va a tener éxito. Las personas exitosas son las que resuelven los problemas más grandes. Cuando supere obstáculos, descubrirá cosas sobre usted mismo que antes no sabía. También descubrirá que es lo que realmente cree. Todo problema presenta a una persona consigo misma.

5. El propósito de la vida es tener una vida de propósito: si cree que se dirige a un futuro incierto, usted puede predecir su futuro por la conciencia que tiene acerca del propósito de su vida. Primero, concéntrese en encontrar su propósito, luego concéntrese en lograrlo. Si tiene un buen “por qué”, va a tener el “cómo” necesariamente. La altura de sus logros será igual a la profundidad de sus convicciones.

Catálogo Alfileri 2024

Cuando de tener éxito se trata, la respuesta está frente a nosotros

6. Un éxito de la noche a la mañana lleva unos diez años: los ganadores simplemente hacen por más tiempo lo que los perdedores no quieren hacer. El éxito se encuentra cuando uno continúa después que otros han abandonado. En la confrontación entre la corriente de agua y la roca, la corriente siempre gana. No por la fuerza sino por la perseverancia. No tiene derecho a nada que no se haya esforzado por obtener. El secreto del éxito es comenzar desde abajo y seguir adelante. Valoramos el éxito por lo que la gente termina, no por lo que comienza. Las personas no fracasan, solo desisten muy pronto.

7. Comience con lo que tiene, no espere lo que no tiene: ya le fue dado lo que necesita para comenzar a crear su futuro. Las personas siempre sobreestiman la importancia de las cosas que no tienen. La ociosidad prolongada paraliza la iniciativa, porque la mente vacila, todo es imposible porque le parece imposible. No espere que lleguen las circunstancias especiales para actuar, use las situaciones comunes. Todas las personas deben remar con los remos que les han sido dados. Lo que puede hacer ahora es la mejor influencia que tiene sobre su futuro. Nadie puede ser feliz hasta que no haya aprendido a disfrutar lo que tiene y a no preocuparse por lo que no tiene. La felicidad nunca les llegará a los que no aprecian lo que tienen. No cometa el error de mirar tan hacia adelante que no vea las cosas que tiene cerca.

8. Si no decide lo que es importante en su vida, alguien más lo decidirá por usted: su destino no es simplemente un asunto de casualidad; es un asunto de elección. Tiene que saber lo que quiere para poder obtenerlo. Las malezas crecen con facilidad en el suelo de la indecisión. Los líderes tienen voluntad, no solo deseos. Las personas débiles son forzadas a decidir entre alternativas que otros les han colocado delante, no las que ellos han escogido para sí mismos. No tiene derecho a quejarse de las cosas que ha permitido. Las decisiones son las que transforman una idea en una realidad.

9. La comparación nunca es prueba de nada: cuando se compara a sí mismo con otra persona, o se vuelve amargado o vive en vano. Siempre habrá personas mejores o peores que usted. Es una pérdida de tiempo y energía comparar su vida con la de otras personas. El éxito es simplemente un asunto de hacer lo que se hace mejor y no preocuparse acerca de lo que otra persona va a hacer. El mayor riesgo en la vida es esperar y depender de otros para su seguridad y satisfacción. No se mida por el tamaño del saco de otro hombre. No se juzgue a través de los ojos de otra persona.

10. Eleve a las personas, no las menosprecie: siempre tendrá todo lo que quiere en la vida si ayuda a suficientes personas a obtener lo que ellas quieren. Una de las señales de la verdadera grandeza es desarrollar grandeza en otros. Hay tres claves para una vida más abundante: preocuparse por los demás, atreverse a creer en otras personas y compartir con ellas. Trate a las personas como si fueran lo que deberían ser y ayúdelas a llegar a ser lo que son capaces de ser. Lo que se alaba, se agranda. No hay ninguna inversión que haga que pueda hacer que pague tan bien como invertir, a través de toda su vida, en el mejoramiento de otros. Sin embargo, no se puede iluminar el sendero de otra persona sin antes iluminar el propio.

Por Redacción Comercial | Prensa Libre 

Fuente: Conozca sus límites y luego ignórelos. John Mason, Editorial Caribe.

Desarrollado por Royale Studios | Inbound Marketing by Niu Marketing