15 reglas de etiqueta laboral que debes conocer

11 enero, 2017

¿Pasas ocho horas o más en tu trabajo? En ese ambiente se registra una gran cantidad de interrelaciones que deben estar basadas en el respeto mutuo y la buena educación, de lo contrario tus actividades pueden convertirse en un infierno. La cortesía es fundamental para crear un clima laboral sano y provechoso entre jefes y compañeros.

Conoce 15 reglas básicas para desenvolverte bien y crear un ambiente laboral amigable y respetuoso:

1. Respeta el entorno laboral: evita comer en tu escritorio. No rocíes perfumes o lociones delante de todos. Si quieres escuchar música, utiliza audífonos. Siempre pide las cosas prestadas, no las agarres cuando tus compañeros no están. Procura mantener tu lugar lo más limpio posible.

2. Hay momento y espacio para todo: no te expreses con palabras altisonantes, aunque estés muy molesto. Evita los ataques de ira o de llanto. Si no te sientes en condiciones para realizar tu trabajo, tomate un tiempo para reponerte y vuelve a tus labores lo antes posible.

3. Vestimenta adecuada para hombres: si usas chaqueta, esta debe cubrir el asiento del pantalón, las mangas deben llegar hasta arriba de la coyuntura de la muñeca para que el puño de la camisa sobresalga media pulgada. La camisa debe ser de mangas largas con puños sencillos. La cintura del pantalón debe llegarte sobre el ombligo, caer a media pulgada sobre la parte de atrás del zapato y ser un poco más corto por delante. El traje obscuro, gris o azul, proyecta seriedad y autoridad. El color negro es para esmoquin o trajes de luto. La corbata debe armonizar con el traje y la camisa. Debe ser moderada y llegar hasta la mitad de la hebilla del cinturón. Los zapatos deben ir siempre limpios, enteros y bien lustrados.

4. Vestuario apropiado para mujeres: el cabello debe llevarse limpio y bien peinado. Nada de peinados exagerados. Utiliza maquillaje con colores básicos de sombra, rubor y labios, en la gama de los rosados o colores tierra, evitando los tonos oscuros o brillantes. Las uñas deben tener un corte mediano y estar siempre limpias. Si las pintas que sea de tonos medianos. La blusa debe ser cómoda, de manga larga o hasta el codo. Evita los tirantes, las transparencias y los escotes pronunciados. En faldas, el largo que cubre la rodilla es el ideal. Procura no utilizar faldas muy ceñidas y cortas con aberturas. Los pantalones deberán de ser de telas formales y no muy ajustados. Los zapatos, se recomienda que sean cómodos, de tacón mediano, lisos y de buena fabricación. Evita los zapatos muy altos, llamativos y las sandalias.

5. Sé cortés con tus compañeros: siempre ponte de pie cuando te presenten a alguien. Apréndete el nombre de todos tus colegas y ten cuidado con los apodos.

 

La cortesía es fundamental para crear un clima laboral sano y provechoso

6. Sé puntual: respeta tu hora de entrada. Asimismo, mide el tiempo que usas para tu almuerzo y refacción y no abuses. No tomes más tiempo del estipulado.

7. Olvídate del celular: sobre todo durante una reunión, deja tu teléfono en el bolsillo. No hables por teléfono sobre temas personales y pon tu celular en vibrador cuando estés en la oficina.

8. Mantén la mesura: en una cena de negocios, no pidas algo demasiado caro. No murmures sobre tus colegas, empleados o jefes. Tampoco acomodes la silla de nadie, no pidas comida para llevar y no apiles los platos y demás utensilios. Si te ofrecen bebidas alcohólicas, modera tu consumo al mínimo.

9. No te excedas con la confianza: evita las palabras cariñosas en un ambiente de trabajo, sean personas conocidas o no, pues es una falta de respeto y un abuso de confianza. No tutees a todos tus compañeros. El tuteo debe surgir con naturalidad porque hay simpatía entre ambas personas. Quien sea mayor podrá sugerir el tuteo si es que lo prefiere.

10. Evita hábitos molestos: a veces sin darnos cuenta, interrumpimos la paz de la oficina con pequeñas acciones. Entre ellas podemos mencionar: morderse las uñas, mascar chicle con la boca abierta, quitarse los zapatos, mover las piernas, eructar, reírse a carcajadas frente al monitor o limpiarse los dientes o la nariz, entre otros.

11. Sé respetuoso durante una conversación: no interrumpas a tus colegas ni invadas espacios personales. No olvides tener tacto y discreción en tu conversación y tener una plática ligera que sea agradable y útil.

12. Al escribirle a un jefe o colaborador, hazlo de manera cordial: cuando la situación requiere de tu comunicación escrita, escribe 48 horas antes de que ocurra el acontecimiento. No uses el “yo” al comenzar la carta y escribe con claridad. El mensaje debe ser lo más conciso posible.

13. Si eres jefe, haz buen uso de tu autoridad: si eres la persona de más alto rango o el anfitrión, siempre inicia el apretón de manos. No regañes a alguien frente a los demás. Respeta los criterios y las opiniones de tus compañeros, sean acertados o no. Pon atención, no sabes de quién y en qué momento aprenderás cosas valiosas.

14. No hagas distinción de jerarquías ni de género: trata de la misma manera a jefes y compañeros. Se trata de ser cortés y respetuoso por igual, no importando el cargo o el género.

15. Si te sientes mal. Avisa personalmente y acude con un médico: si estás enfermo, evita el contacto con tus compañeros. Es preferible acudir al médico que asistir a tu empleo y realizar tu trabajo a medias, mientras enfermas a tus colegas cercanos.

Por Redacción Comercial | Prensa Libre

Fuente: 1000 consejos sobre buenas maneras. Servilibro Ediciones, S.A. Etiqueta para profesionales. Grupo Editorial Norma.

Desarrollado por Royale Studios | Inbound Marketing by Niu Marketing